sábado, 17 de octubre de 2015

EL QUINTO PLANETA, Capítulo Dos



Kail

La continua evolución de las armas,  mantenía su razón de ser

El Profesor principal de las ciencias de la universidad Commo Berenices de la capital Berenices del planeta Storms, el Doctor Kail Jonstons junto a su novia la doctora Yaxika Cartauruis, experta en proyecciones de masas y psicocomportamiento humano, disfrutaba de la tranquilidad del mar, a donde se habían retirado después de arrendar una de las muchas casas de playa a lo largo del inmenso mar de Galileo, del lejano planeta Storms del sector siete de la galaxia NGC 4414. Una galaxia espiral en la constelación Commo Berenices, perteneciente a la Unión Galáctica, ubicada a 62 millones de años luz de la tierra. Entre risas y el salpicar de las limpias aguas del tranquilo mar de Galileo, la pareja gozaba del inmenso amor que se profesaban. Próximos a contraer matrimonio, ajenos a cualquier problema se sentían felices y tranquilos. Todo  listo para la gran ceremonia, a realizarse en escasos 9 días. Asistirían las más significativas autoridades del planeta y de la comunidad científica de la esta parte de Galaxia. El Doctor Kail Jonstons gracias a su peculiar don de la intuición, pudo hacer una brillante carrera hasta convertirse en un reconocido científico en filosofía-socio-antropológica, historia, lingüística y cosmovisión lumínica quántica, profesión conocida en los círculos científicos como Luminointuantropología. 

Una sensación de intranquilidad distrajo el feliz momento que disfrutaba con su amada Yaxika, su privilegiado cerebro empezó instintivamente un rápido análisis de la situación. Una tormenta en esta estación del año no era posible, sin embargo no pudo dejar de observar la tranquilidad del extenso mar que se perdía en el horizonte tratando de extraer algún dato valido de ello. 

- Sucede algo amor –le dijo sonriente Yaxika, de pie junto a él, mientras las tranquilas aguas besaban sus pies. Lo conocía perfectamente bien para saber que algo grave le estaba ocurriendo, le acaricio el rostro tratando de traerlo de vuelta en sus pensamientos al momento que disfrutaban. Al no tener resultados agregó- ¿Es grave?

- Tranquila no pasa nada, es solo que… –al momento una pequeña mancha en las alturas llamo rápidamente su atención. Junto con Yaxika observaron cómo rápidamente aquella mancha oscura en lo alto del limpio cielo del planeta Storms empezaba a tomar forma. Reconoció La nave de la Unión Galáctica como una de las más avanzadas a nivel militar. De ella descendió una pequeña nave de reconocimiento que aterrizó a pocos metros de ellos. Un leve zumbido interrumpió la tranquilidad de la playa, que hasta antes de este momento solo era testigo del amor de la única pareja.

Un grupo formado por siete efectivos de la guardia galáctica, fuertemente armados, descendió de la nave de reconocimiento. Rápidamente y en formación compacta se acercaron a la orilla, donde se encontraba el Doctor Kail y su novia. El que parecía el jefe del destacamento se dirigió a él, con un rostro inexpresivo, en escuetas palabras dijo:

- Doctor tiene que acompañarnos, inmediatamente –su voz sonó gruesa y áspera, sin dejar a dudas que antes que un pedido estaba transmitiendo una orden, dejando claro que las armas fotolumínicas, que portaban, no eran para nada decorativas del uniforme verde oliva de la Unión Galáctica.

Lo primero que le sorprendió fue saber cómo lo habían localizado, conocía de la enorme red de control ciudadano que tenía la unión galáctica, pero aun así le asombro la enorme precisión que tuvieron al encontrarlo, pues la nave había venido directamente a ellos, pese a la inmensidad del mar de Galileo del planeta Storms. Y según recordaba la elección de aquel lugar, lo había realizado al azar, pues era para él una forma de sacarle la vuelta a su analítico cerebro y al sistema finamente estructurado para el comportamiento de las masas que la unión había implementado a lo largo del universo dominado por la humanidad.

Al indagar porque de la urgencia, queriendo ganar tiempo para dejar a buen recaudo a su amada novia, pues no necesito preguntar para saber que ella no los acompañaría. El jefe del grupo, un hombre de pocas palabras se limitó a decir escuetamente "Asunto de seguridad biológica". Con ese argumento comprendió, asimismo, que nada podía hacer para no acompañarlos. Según la ley Galáctica bajo circunstancias de “Seguridad biológica” nadie podía negarse ni resistirse a lo dispuesto por la guardia galáctica. Pensó qué por ser él un miembro de la comunidad científica su presencia resultaba inevitable. Por más información que solicito no obtuvo más respuestas. No podían perder más tiempo era necesario que los acompañe inmediatamente insistieron, haciendo notar que no estaban dispuestos a ninguna consideración ni a perder más tiempo.

Su peculiar intuición alertaba sobre un gran peligro. Sin embargo no entendía por qué. No había ocurrido nada extraño y extraordinario en los últimos días e incluso  meses, que le indicara algún problema de tipo biológico o también político. Cómo hombre de ciencias socio antropológicas siempre mantenía una amplia gama de información sobre lo que ocurre en los dominios de la Unión Galáctica. No había nada. Recurrir a “seguridad biológica” era en muchos casos un argumento político. No era bueno retrasar más al contingente militar. Miró a su novia. Se estremeció al sentir que sería la última vez que la vería, tomo su rostro entre sus manos. A través de la palma de sus manos podía transmitir mejor sus sentimientos. Beso sus labios tiernamente. El amor intenso que sentía por ella quiso que se prolongará en el tiempo, y sin embargo solo tenía un último beso. Se despidió de ella diciéndole que regresaría lo más pronto posible, que lo más probable es que se trate de unas cuantas horas mientras solucionaba el impase, pues como estaban a punto de casarse, todo estaba dispuesto para una larga ausencia en sus labores. Cada vez se hacía más fuerte para él, la rara sensación que nunca más la vería. Se dijo a si mismo que era una tontería pensar así, pero era consciente que casi siempre su intuición no fallaba. 

Fue llevado a un gran hangar en el puerto galáctico del planeta Storms. El hangar inmenso que se imponía soberbio sobre el resto de edificación del puerto estelar, no había estado allí hace unos días, estaba seguro de ello. Desde el despacho que poseía en la universidad, gozaba de una vista panorámica de gran parte del puerto galáctico y del resto de la ciudad. Se sorprendió de su magnitud y de lo rápido que debió haber sido construido. Sin embargo, lo que más le sorprendió fue encontrar allí reunidas miles de persona. Agrupadas por filas iban marchando con paso resignado en orden y en el más absoluto silencio, ahogado por las ásperas órdenes de la guardia galáctica.

En espacio puerto donde lo llevaron, habían colocado dispositivos de análisis lumisensorial. Él y los demás formaron parte de las inmensas colas por donde iban pasando, uno detrás del otro. Reconoció que el sencillo dispositivo de análisis lumisensorial, era el que frecuentemente utilizaban los viajeros espaciales que provenían o partían hacia los jóvenes planetas considerados de alto riesgo biológico. Al colocar la mano, una diminuta aguja de titanio apenas imperceptible extraía una pequeñísima muestra de sangre y ADN. 

Se trataba entonces de una situación biológica no había duda –medito el Dr. Jonstons- ¿Pero qué? Observó que en la totalidad de los casos, de las personas desplazadas allí, que se realizaban el análisis lumisensorial una luz hora intermitente, acompañaba seguidamente el análisis, ello era prueba más que suficiente para concluir que todos tenían algo en la sangre. Todos estaban contaminados. No había duda de ello. ¿Cómo lo sabían de antemano? ¿Era esa prueba o una confirmación? Una confirmación no cabe duda, concluyo nuevamente, antes de plantearse nuevas algoritmos de análisis ¿Si la Guardia Galáctica lo sabía por qué hacerla nuevamente? y ¿Cómo lo supieron previamente? ¿Colocaban acaso alguna sustancia al mismo tiempo que procedían al examen? ¿Los estaban marcando? Su mente hervía en un mar de conjeturas.

Su intuición le indicaba peligro. ¿Por qué corría peligro? ¿Qué podía hacer? No había forma de escape, era una de sus primeras conclusiones al observar toda la situación.  La Guardia Galáctica llevaba entre manos armas de guerra. Su actitud indicaba que no titubearían si llegado el momento tuvieran que actuar. De pronto se sintió observado, mientras avanzaba en la cola y conforme se acercaba, el jefe del grupo de la guardia galáctica que controlaban el dispositivo, no le quitaba la vista de encima, parecía decidido a todo. No le quedo dudas que el también obtendría como resultado luz roja intermitente y dentro de poco estaría a bordo de una de las naves amontonadas en lo alto de cielo  del planeta Storms, como sucedió con los antecedieron. 

Las naves de carga agrupadas, mantenían una extraña formación, una detrás de otra, bajaba cerca a la puerta del hangar y luego subían y saltaban al espacio con su peculiar carga humana ¿A dónde irían?

A bordo de una de ellas, antes del salto intergaláctico, pudo apreciar la presencia de muchas naves de guerra y naves de transporte en los alrededores del planeta. Entre los que compartían su suerte el desconcierto era el mismo, nadie sabía nada. Por más intentos que realizó, no pudo indagar nada de lo que estaba pasando. En el Hangar, identificándose como el Doctor Kail Jonstons, Profesor principal de las ciencias de la universidad, no logró un trato diferente al del resto, menos quisieron darle el mínimo de información. Su intuición al peligro se acrecentaba cada vez más, hasta hacerla casi insoportable y angustiante, pese a que muchas veces había llevado su mente a análisis extremos con miles de datos, que hubieran calcinado cualquier cerebro antes incluso de ordenar los datos. Tenía que tranquilizarse se dijo mentalmente, e inmediatamente no pudo dejar de sentirse extraño ¿tranquilizarme yo? Recordó que nunca se había sentido intranquilo, su mente lo había liberado de ello, siempre tenía el control de las situaciones más extremas que había vivido. Estaba contaminado ¿con qué? ¿Influenciaba esto en él? Instintivamente quiso escapar de esa situación. El peligro estaba en él, como en todos los que lo acompañaban. Pero nada podía hacer estaba encerrado como ganado. 

Mientras todo su ser caía en salto lumínico espacial el doctor Kail Jonstons medito, buscando distraer su angustia, en la capacidad bélica de la fuerza galáctica. A pesar de no haberse realizado ninguna guerra en cientos de años atrás, la humanidad nunca había desistido en la búsqueda de una mejor arma que la anterior que acaba de fabricar. Una situación que se repetía desde los albores de la humanidad, donde la piedra y un arbusto caído constituyeron las primeras armas levantadas por el brazo del hombre. Armas cada vez más letales, más destructivas. La continua evolución de las armas, mantenía su razón de ser como motivo valido ante el riesgo de encontrar en la infinidad del espacio una raza alienígena superior y para la que habría de estar preparados ¿La habían encontrado? –se preguntó-. La Unión Galáctica poseía una fuerza militar inigualable hasta ahora, unida por una única red de mando, encabezada por Airk Tampu tercero, el Presidente Supremo del Consejo Galáctico, quien ejercía el poder secundado por los doce miembros del consejo vitalicio galáctico. Continúo desplazándose a grandes saltos a través del espacio, a miles de años luz, según pudo calcular. Sin tener idea del destino final.

Al despertar del largo viaje, pensó por un momento en lo terrible y fantástico del sueño que acaba de tener. Sin embargo, descubrió que el sueño aún no acaba, o que tal vez el sueño nunca existió. Estaba viviendo toda esa pesadilla, que se acrecentó más al desembarcar en el Planeta Zuberi-b  , donde pudo comprobar, que no era únicamente los ciudadanos del planeta Storms los que estaban siendo desplazados. La operación abarcaba muchos planetas, y por ahora el Planeta Zuberi-b   era el destino final ¿Habría otros mundos a los que estaban trasladando ciudadanos? No puedo evitar seguir formulando interrogantes sobre la delicada situación que le toco afrontar. 

El Planeta Zuberi-b  , no resultaba extraño para el Doctor Kail Jonstons, pues vivió por algunos años en él, preparando su primera investigación, que lo convertiría después en un connotado filósofo antropológico y le abriría las puertas a la comunidad científica. Estudio detenidamente el comportamiento de los habitantes de aquel planeta. Comportamiento que dejo plasmado en su tesis doctoral "influencia solar sobre la conducta humana dispersa en el universo". Sus conclusiones fueron aceptadas por la comunidad científica, lo que le valió  ser considerado dentro de la elite de la comunidad científica contemporánea. Lejos estaba de ser el motivo de su presencia en ese planeta. El motivo se ocultaba en su sangre. Al relacionarse con otros ciudadanos llegados de otros mundos, pudo comprobar que lo que había en la sangre no respetaba ninguna característica en común entre los cientos de miles que llenaban hangares en las principales ciudades del Planeta Zuberi-b. Había reunidos técnicos, campesinos, estudiantes, soldados, científicos como él, personas de las más variadas actividades y también sin ningún patrón de edad: Niños y ancianos también deambulaban de uno a otro lugar en los inmensos espacios habilitados para su permanencia “temporal” como les habían anunciado “por seguridad biológica”.

El hermetismo en la guardia galáctica era total. Nula era la presencia de algún representante del consejo supremo de la Unión Galáctica, quienes sin lugar a dudas estaban dirigiendo las operaciones de concentración de ciudadanos con riesgo biológico, se preguntó si se trataba de alguna enfermedad mortal. Era lo más probable, su intuición así lo afirmaba tan nítido como la sensación de inminente peligro. Era el momento de actuar. No había tiempo que perder, una inusual sensación recorrió su cuerpo, mientras se tensaba y adoptaba una postura beligerante, su mente analítica por primera vez paso por alto este cambio de actitud, como si el pacifico Dr. Kail Jonstons, fuera un guerrero consumado listo para actuar en el momento preciso. La expresión del rostro de los que están con él cambio de las dudas a la seguridad de acción. Los miembros de la guardia Galáctica prepararon sus armas.



...continuará (no se pierda la tercera parte  "Fluían las interrogantes como un torrente incontenible")

lunes, 12 de octubre de 2015

EL QUINTO PLANETA


Capitulo Uno:

Adams
“La curiosidad científica también necesita energía solar para nutrirse”

La inmensa nave de investigación galáctica XXIII-C14, poseedora de la única máquina de espacio-tiempo, se materializó entre la roca sólida en las profundidades del quinto planeta del sistema planetario iluminado desde su centro por una solitaria estrella, que emanaba cantidades ingentes de radiación teñida de coloración celeste, por la combinación de los elementos químicos que ardían en su candente superficie. La radiación celeste daba al quinto planeta un color azulado, al rebotar rayos solares en su superficie áspera y curtida. Profundas hondonadas formaban inmensos lagos de aire y sus cumbres más elevadas, con altísimos picos, raspaban el cielo, como queriendo alcanzar y tocar ellos mismos la superficie incandescente de la estrella. En ese mismo instante, al otro lado de la galaxia, en el vacío absoluto, del sector Quantum X, se descubría una roca de extraña forma, similar a la nave de investigación XXIII-C14, junto a los más diversos artículos cósmicos almacenados por el Unión Galáctica.

El doctor Adams Federico Robles Rumbort, único tripulante de la nave XXIII-C14, analizaba, gracias a su mente privilegiada, una gran cantidad de información proporcionada por Seyla, la lumicomputadora central de la nave. Los sensores y sofisticados equipos de escaneo recorrían de punta a punta aquel planeta, a quien para hacer referencia, el doctor Adams, se refería como el Quinto Planeta, por su ubicación respecto a su estrella central. Quiso bautizarlo como Tumbort, en honor a su famosa abuela la doctora en ciencias astrológicas, antropológicas y lumifilosóficas la doctora Madeleine Tumborth, quien desde que él era pequeño lo había guiado por el sendero de la curiosidad en la investigación científica. Reservaba para un momento futuro aquel nombre, cuando diera a conocer su hallazgo a la unión galáctica, pero por ahora solo era el Quinto Planeta.

Abocado a la lectura de todos los parámetros e indicadores proporcionados por Seyla, el doctor Adams pudo comprobar, lleno de orgullo y plena satisfacción personal, la realización de una operación exitosa. Desplazarse a través del universo, sustituyendo materia por materia en fracción de segundo, era su mayor logró, productos de sus años de investigación. 

En Quinto Planeta empezaría a trabajar de inmediato, sin pérdida de tiempo, como muchas otras veces en las que él había participado, junto a un variado grupo de científicos, en la difícil y más ambiciosa hazaña de recrear las condiciones de vida en planetas inertes. Planetas con similar gravedad a la tierra. Sin embrago, en esta oportunidad trabajaría solo, sin demoras, sin explicaciones técnicas y sus engorrosos acuerdos y planes de acción que tendría que discutir con sus técnicos, ingenieros, especialistas, políticos y representantes del Consejo Supremo de la Unión Galáctica, en caso estuvieran allí con él. Esta vez trabajaría solo y como nunca antes realizada fuera de los límites del universo conocido. 

Adentrarse en la Galaxia Irregular Periférica Central había sido todo un reto para él,  desde que 50 años terrestres atrás había tenido conocimiento de una extraña galaxia irregular, formada por una gran cantidad de materia oscura, motivo por el cual había sido casi imposible su descubrimiento hasta ahora. Según las propias deducciones del Doctor Adams, se encontraría en el centro mismo del universo, por lo que no se aplicaba en ella la constante de aceleración de la expansión del universo, después del Big Bang. Presentando por ello una condición inédita y fascinante para un ambicioso científico dominado por el más puro instinto de la investigación interestelar.

Tres años después de descubrir la Galaxia Irregular Periférica Central, descubrió la estrella celeste y el hermoso sistema planetario que formaba. En ella destacaba el quinto planeta con sus dos lunas, poseía la gravedad ideal para la vida y una temperatura que oscilaban entre los -50ºC en las noches y unos 300ºC durante los días. Temperaturas que podía ser controladas gracias a la lumitecnología que había permitido muchas cosas, entre ellas poder viajar a través del espacio, recorriendo el equivalente a diez mil años luz en un segundo, lo que prácticamente fue como saltar a través del espacio. Se recordó para sí que gracias al uso de la lumitecnología se descubrieron planetas “habitables” y se amplió los horizontes para el hombre, que con el correr de los tiempos llegó a habitar miles de planetas repartidos por todo el universo, logrando la gloria y salvación para la raza humana a pesar de la destrucción de la cuna de la vida o planeta tierra como quedaba registrada en los grandes volúmenes, contados en luminobytes,  de la historia de la Unión Galáctica. 

El quinto planeta cumplía con el requisito obligatorio ser un planeta inerte y poseer una fuerza de gravedad de aproximadamente 9.82 metros por segundo al cuadrado, usando las escalas de medida terrestres, pese a que sus dimensiones excedían en más de ocho veces el tamaño de la tierra. Fue a partir del descubrimiento de las peculiaridades del Quinto Planeta, que el doctor Adams se aboco a la tarea de investigar por su propia cuenta la Galaxia Irregular Periférica Central, renunciando al selecto equipo de exploración y transformación de planetas para la vida. 

Con tiempo libre llevó a cabo, también, su más ambicioso proyecto. Construir una máquina que pueda el intercambio objetos en el espacio a través de las coordenadas octodimensioanles del universo, llamándola Navemaquina de espacio-tiempo. Uniendo las variables de energía, tiempo, espacio, antimateria, materia oscura y la constante del universo logro desarrollar una optimista teoría sobre el intercambio de materia inerte a través del espacio, convirtiendo la variable tiempo en el cero absoluto, es decir viajes casi instantáneos a través del espacio. Ideo para ello las matemáticas octodimensionales, que le permitieron trazar las coordenadas luminoprecisas del universo. Sus ideas fueron tomadas como descabelladas y carentes de sentido común, los altos costos y las peculiaridades de su proyecto determinaron que sus teorías siquiera pudiera ser puestas en debate. El día de retomar sus proyectos, llegó junto con su renuncia al selecto equipo de exploración y transformación de planetas, y con ello un nuevo reto, estudiar y observar directamente la Galaxia Irregular Periférica Central y en particular el sistema solar de la estrella celeste con su quinto planeta con condiciones ideales para desarrollar vida.

Refugiado en su planeta de origen. El planeta enano Lucius, de escasa población humana, que fue transformado para la agricultura, especialmente para la siembra de  arándanos. Productos que gozaban de fama de ser los mejores del universo, atributos logrados gracias al clima frío del pequeño planeta situado en la constelación Cetus, en el sistema planetario formado por la estrella Mira. Allí el doctor Adams poseía un valioso laboratorio de astronomía, lumitecnología y astrofisicaquímica cuántica que su abuela Madeleine Tumborth le había llegado en posesión tras su muerte. Allí pudo dedicarse a la exploración de la galaxia Irregular Periférica Central y al desarrollo y construcción de la navemáquina espacio-tiempo. Para ello invirtió todo su fortuna, nada envidiable, pues constituía una de las más grandes fortunas dentro de la comunidad científica, enriquecida por las patentes, del cual él era propietario de muchas de ellas, legadas por Madeleine Tumborth, especialmente la lumitecnología.

Para la exploración de  la galaxia central inicialmente envió naves no tripuladas que demoraron casi 20 años terrestres en llegar. Por ello sus primeros estudios fueron básicamente de observación con los más avanzados lumitelescopios espaciales. Priorizando el trabajo de la creación de la navemaquina espacio-tiempo. Durante los largos años terrestres dedicados a su más ambicioso proyecto, el doctor Adams tuvo la única ayuda de Seyla, la lumicomputadora y un variado equipo de robots y semiandroides. Pues lo todas sus investigaciones no llegaron a ser conocidos por el Consejo Supremo que gobernaba los destinos del universo.

Cuándo sus las primeras naves no tripuladas llegaron a la Galaxia Central le proporcionaron mucha más información de la que él había esperado, acrecentado más aún su interés. Felizmente para esa época, la nave-máquina espacio tiempo estaba ya en su etapa experimental. 

Con la primera navemáquina experimental espacio-tiempo pudo enviar naves no tripuladas de investigación más avanzadas para adentrarse en la galaxia central en cuestión de segundo, lamentablemente muchas naves no llegaron a su destino o simplemente nunca supo dónde llegaron, pues el Dr. Adams estaba casi seguro que el error no era del transporte sino de la precisión en el paradero final, que estaba puliendo al grado extremo con ayuda de sus lumicomputadoras. Con los envíos exitosos pudo  explorar con más detenimiento el quinto planeta, por ser el cuerpo astral más importante, y el único se podría afirmar, pues cumplía con los requisitos para sembrar vida.

Veintisiete años después de perfeccionar su navemaquina y de conocer palmo a palmo el quinto planeta y su sistema solar celeste, el mismo, junto con ella se dirigió directamente al quinto planeta, dejando atrás los dominios de la Unión Galáctica, el viaje como lo había planificado fue instantáneo, 

Desde el primer instante que se instaló en las profundidades del Quinto Planeta el doctor Adams empezó el trabajo  preliminar para sembrar vida terrestre. Extrayendo y desplazando materiales, minerales y los más exquisitos elementos que necesita para la vida. Productos abundantes en el vasto universo no habitado. La navemáquina espacio tiempo, haciendo uso de las coordenadas octodimensionales ubicaba productos y otros materiales en su lugar de origen y al momento de su desplazamiento a través del universo, podría introducir cambios en sus moléculas y en sus estructuras. Similar a una fábrica de producción en la que entra materia prima y salen productos terminados.

Los más variados y insólitos artefactos, que solo el doctor Adams comprendía, se materializaban por todo el planeta, según la programación y necesidades previstas por el doctor Adams. Todo el planeta quedo atrapado en una inmensa red de cables y estructuras, como si de pronto una invisible araña construyera una armonioso y delicada telaraña sobre el planeta. Telarañas de acero y titanio  que partían perpendicularmente desde las profundidades del planeta hasta los más de doscientos kilómetros de altura, cubrieron su extensa superficie como jaulas gigantes unidas entre sí. En la alturas, a más de doscientos kilómetros, la invisible araña construyo una telarañas con infinitos filamentos, donde se formó una campo magnético incoloro que contendría las primeras partículas de oxigeno que llegaron al plantea y que empezarían a formar  la capa de ozono del quinto planeta.

Un año, tres semanas y dos días después el planeta contaba ya con su propia capa  de ozono, la cual filtraba los rayos solares permitiendo solo el paso de radiación soportada y requerida por el ser humano y por todos los seres vivos del planeta tierra. Eso fue el comienzo.

Veinte años terrestres de dedicación exclusiva y apasionada después, el ecosistema planetario estaba formado y listo para la aparición de la vida. Inmensos océanos cubrían en sus dos terceras partes el Quinto Planeta. Interminables ríos surcaban, rasgaban, pulían y daban forma al Quinto Planeta. Siete continentes, con elevadas cubres cubiertas de hielo, profundas hondonadas que permitían la existencia de hermosos lagos, y extensos valles enriquecidos con minerales esperan la llegada de la vida. Todo ello formadas y transformadas después de haber desplazado millones de toneladas de hielo estelar abundante en otros tantos miles de planetas esparcidos por todo el universo. Mares y océanos inmensurables, formando verdaderas mega tormentas. El ciclo del agua daba un ritmo acelerado de evolución al joven planeta.

El doctor Adams podía contemplar y disfrutar por primera vez, sin traje espacial, como un ente solitario, su propia creación, no pudo escapar a su pensamiento que con su primera exhalación empezaba a soltar la vida en el planeta, las bacterias de su aliento sería como forma irónica las primeras pobladoras del Quinto Planeta, con derecho a reclamar para si sus dominios.  Desde muy temprano, escuchando el canto armonioso y dulce de las olas del mar, se le antojo el más bello amanecer cuando los rayos celestes impactaron sus ojos y llenó de colores el horizonte. Avanzando lentamente llegó a la orilla, y pudo sentir las suaves caricias de las cálidas aguas que llegaban a sus pies, acariciados por diminutos guijarros formados por la erosión de las rocas en los aún jóvenes mares. El agua cristalina, sin presencia del más mínimo organismo viviente llegaba a sus pies en pequeñas oleadas, mientras la brisa mariana acariciaba su rostro y recorría su torno y piernas desnudas, que reflejaban un cuerpo perfectamente armonioso que a pesar de la edad del doctor Adams, aun se mantenía musculoso y rebosante de juventud. A través del silbido del viento, que recorría a lo largo de la extensa playa, se sentía el deseo anhelante del planeta por el nacimiento de la vida, que estaba lista para empezar a fluir en este vasto planeta. Las condiciones estaban dadas. 

Sin embargo, aquel día se la pasó meditando. Observando. Gozando. Paso la mañana y la tarde llegaba a su fin con el ocaso del día. Sus pensamiento, sentimientos, sensaciones, percepciones solo lo llenaban de admiración por la increíble belleza que brotaba libremente a derecha, izquierda, arriba, abajo, por todo el planeta. Tras la puesta del sol, llegó la oscuridad y asomo en ella, el brillo lunar, proveniente de la más blanca luna jamás vista. Su compañera más pequeña no podía ser apreciada jamás por las noches, por su peculiar color negro intenso de su superficie que atrapaba en ella los rayos solares.

Aquella solitaria noche medito sobre cuántas cosas habían pasado, desde que los primeros navegantes en la tierra surcaron los mares para llegar más allá de sus propios límites, descubriendo un nuevo mundo. Miles de años después la humanidad unió la tierra a través de la aparición de la tele transportación, haciendo innecesario el uso de vehículos para desplazarse. Tiempo después vino la conquista del espacio con el uso de la lumitecnología que permitió superar la velocidad de la luz para poder desplazarse a través del espacio, salvado años luz en cuestión de segundo. Sin embargo la conquista del espacio tuvo un altísimo costo para la humanidad. Después de frustrados intentos por encontrar vida inteligente en el universo, gracias a los saltos espaciales, se empezó a crear vida en planetas ricos de agua líquida o en su forma sólida. La aparición de enfermedades y mutaciones, los efectos de la gravedad y la dependencia de la luz solar, origino millones de pérdidas humanas. Entre más avanzaba la colonización más enfermedades, muertes y mutaciones se producía. 

Esta nueva realidad obligo a la búsqueda de una nueva forma de colonización del espacio a partir de planetas inertes, sin el más mínimo indicio de agua y con gravedad compatible a la vida. Se creó para ello enormes capsulas, dentro de las cuales se recreó pequeños ecosistemas para sostener la vida, con el tiempo se les llamo “bóvedas de cielo”, pues se recreaba en ellas la luz solar de la tierra. Cualquier persona, se sentía en su interior como si estuviera posando en algún pequeño lugar de la tierra. Encerrados en inmensas bóvedas se recrearon  ecosistemas complejos. De esta manera el espacio vasto y vacío fue poblado por la raza humana en el correr de otros miles de años. Después fue posible empezar a crear bóvedas que abarcaban la totalidad de los planetas a ser colonizados, filtrando la radiación solar en cada planeta, que soportaba la vida y que era necesario también para ella. En esa última etapa de la humanidad, el doctor Adams junto al más variado equipo de científicos cosmológicos habían contribuido a dejar llano el camino en muchos mundos para ampliar los dominios y colonización de la Unión galáctica.

En el salto de la humanidad para poblar el universo, él, ahora, jugaba un papel importante, la creación de las condiciones para la vida antes de poblar un planeta se había reducido a menos de veinte años, como él mismo estaba comprobando, en la orilla solitaria del colosal mar astral del planeta, el más extenso y también el más hermoso formado en aquel planeta.

Podía comprobar que en su artificial capa de ozono no había filtros especiales para la radiación, no era necesaria en aquel plantea, la radiación de la estrella celeste era tan compatible con la radiación del sol. En los veinte años que ya tenía en aquel plantea no había descubierto ninguna alteración genética molecular y él era una prueba viviente. La vida como se conoce en la tierra se adaptara de igual forma. A la mañana siguiente el doctor Adams continuaba solitario observando el suave ir y venir de las olas. Era el momento de empezar a transportar vida a aquel planeta. La noche anterior sería entonces la última puesta de sol que observaría en este planeta sin vida. A partir de hoy le esperaban un duro trabajo en el proceso de transporta la vida conocida en la tierra.

Y la vida empezó a fluir. Para gozo del doctor Adams sin aparentes contratiempos y en un record de tiempo que no recordaba se hubiera producido jamás a los largo de la historia de colonizaciones planetarias.

Sin embargo, las mutaciones empezaron a parecer a los pocos años, primero en los organismos más pequeños y luego en organismos más complejos como el hombre, según el mismo empezaba a sentir en su propio cuerpo. Las mutaciones eran prácticamente imperceptibles, pero gracias a los laboratorios operados por máquinas pensantes a bordo de su nave, aun en las profundidades del planeta, pudo detectar las anomalías. Según sus propios cálculos en esas condiciones pasarían al menos doscientos años en que hagan su aparición manifestaciones palpables de la mutación. El proyecto de crear vida en el quinto planeta tendría que ser abandonado, sin embargo el Doctor Adams, venía luchando consigo mismo con esa idea de abandonar lo hasta allí creado, pero sus indicadores de vida para poblar un nuevo planeta no admitían esa posibilidad. 

Sin embargo el Quinto Planeta aún le tenía reservado al Doctor Adams nuevas sorpresas y frustraciones. Llegó el día en que la luna negra, se interpuso entre la estrella celeste y el Quinto Planeta dejando paso a una larga noche de cuatro días de duración, producto del lento movimiento orbital de la luna negra. A pesar de contar con luz artificial para su iluminación personal, sintió una inmensa necesidad de luz solar, como si la radiación celeste fuera tan necesaria como el aire. La curiosidad científica también necesita energía solar para nutrirse. Al sentir nuevamente los primeros rayos solares, después de una interminable noche agónica, entendió que nunca podría dejar ya este planeta, una sensación de amor maternal  lo unían para siempre a aquel planeta.

Por su parte, recordaba, nunca llego a enviar la información de la existencia del quinto planeta a la base central de la Unión Galáctica, para que el consejo supremo, que gobernaba los destinos del universo, decidiera anexarla a sus dominios y empezará su poblamiento y la explotación de los recursos que en sus suelos guardaban. Cancelo así el proyecto de vida para la unión galáctica en el Quinto Planeta y sus proyectos futuros en bien de la humanidad a quien tanto amaba pero que empezaba a sentir que ya no pertenecía. 

Una vez más, recostado en la límpidas arena tumborthcina, meditaba. Por extraño que pareciera se sentía parte del planeta. Nunca lo abandonaría. Sería desconocido para La Unión Galáctica, que tampoco conocería la tecnología de la navemáquina espacio-tiempo, pues si él no regresaba su creación tampoco. Además desde que comenzó este último proyecto, se había cuidado muy bien de no proporcionar mayor información sobre la ubicación siquiera de la Galaxia Irregular Periférica Central. Así el quinto planeta quedó en el olvido y la navemáquina espacio-tiempo no sería conocida sino mucho, mucho después.

...continuará (no se pierda la segunda parte muy pronto "la continúa evolución de las armas,
 mantenía su razón de ser")


Lima, 12 de octubre del 2015

jueves, 8 de octubre de 2015

La máquina de los sueños

Así que mi sueño de la “Máquina de los cuentos”, que más o menos trato de lo siguiente: (En el sueño:) yo estaba con mi hija cuando de pronto ante nuestros ojos apareció una máquina de los cuentos, mostrándonos un primer cuento que estaba sensacional, tanto que ya quería despertarme para ponerme ha escribirlo (lamentablemente al abrir los ojos olvide nuevamente el argumento). La máquina era sensacional, pues al termino del primer cuento empezó con el segundo y así sucesivamente, solo que cada vez los pasaba más rápidamente tanto que ya no podíamos ver nada de los argumentos, hasta que ya no tuvo sentido ver pasar como una ráfaga los cuentos…. Es el caso que la interpretación que le doy es que mi máquina de los sueños es la vida y extraer de ella argumentos, verdades, fantasías, sentimientos, miedos, amores, canciones, versos, etc.

El inicio

Los que conocían al Dr. Guillermo Saavedra, se preguntaban que le pasaba al buen doctor, siempre tan atento, tan cordial, con una sonrisa contagiante, llena de vida, de juventud, el soltero codiciado. Había cancelado todas sus citas. Por esos días pocos lo vieron salir de su departamento.


- Ya lo he intentado antes -Se dijo aquella tarde observando la hoja en blanco, solo tres líneas, el lapicero aun entre sus dedos. Recordando las muchas veces en las que había caído en el mismo trance, con su mente escapando a los recuerdos, sin encontrar la palabra adecuado para la siguiente línea. Mientras quería escribir la historia de Giuliana. Nunca había logrado más que unas pocas líneas.


- Una cosa son los pensamientos, recuerdos otra las letras -En su mente las complejidades del cuerpo humano parecía un juego de niño, sin embargo la complejidad de las letras y los recuerdos lo opacaba.


- Quise olvidar y lo logre  -murmuro- esta dicho - en su mente broto la pregunta incomoda ¿Miedos?.
- No debí regresar


Al ponerse de pie abría torpemente la cajetilla de cigarros que guardaba en su gaveta, junto a otros objetos que le recordaban todo lo que no debería hacer. Fumando se dirigió al Garaje para verla una vez más.


- ¡Guille ya no existe! –Un grito que en la soledad de su departamento nadie pudo escuchar.


Al abrir la puerta del garaje comprobó que aun estaba allí.


- A donde más pudo haber ido, es solo un objeto, no tiene vida propia -se dijo al verse a si mismo como un estùpido creyendo que la bicicleta pudo haberse ido por si sola.


Se quedo observándola y mientras lo hacia su respiración se fue agitando, los sentimientos y miedos empezaron a afluir como si en ese momento el Guille de hace más de veinte años tomara posesión de cada parte de su cuerpo.


Bien entrada la noche Guille se dirigió a su escritorio y empezó a escribir…

¿Fantasía o realidad?



Estas aquí a mi lado
te hablo y me sonríes
el brillo de tus ojos me seduce, me intriga
y me halaga.


Nuevamente tu sonrisa
me cautiva, me hipnotiza
te hablo y me escuchas
me agrada que mes escuches.


Tu labios tiernos, carnosos
invitan a un beso
te beso
muerdo tus labios tiernamente….


Abro mis ojos, y sigues a mi lado
tu rostro bello
acaricio tu mejía
te digo cuento te quiero.


Tomo tus manos, suaves de ensueño
te digo mil cosas, mil cosas me escuchas, sonríes
el brillo de tus ojos me dice también mil cosas
me halagas…. solos tu y yo…


Tomo tu rostro
con mis manos
y
te beso….


Siento que en mi rostro se ha dibujado una sonrisa pétrea
como quisiera seguir así
pero también siento mis parpados
siento mi respiración…


Me agito, presiento lo peor
no quiero, No!, No! No!
abro mis ojos
ya no estas a mi lado…

lunes, 13 de febrero de 2012

De estrellas y luceros

Te recuerdo hoy amiga mía
conversando a la luz de la luna
hablando por hablar
de estrellas y luceros.

Bailamos dijiste
¿y la música?
no la oyes ya,
habla de amor y de luceros

Susurre a tu oído
los latidos del corazón
amor eternos juramos y
pusimos por testigo a la luna y las estrellas

Hoy caminando
por la calle solitaria de recuerdos ido
extraño el beso que jamás te di
aquella noche, amiga mía.

sábado, 11 de febrero de 2012

Las tres moralejas

“ … si prestan atención les voy a narra una pequeña historia:

En un valle un pollito jugaba alegremente, disfrutando de un hermoso día de sol. Un águila en lo alto del cielo lo ve e inmediatamente comienza un rápido descenso hacia su almuerzo. Una vaca ve al águila en vuelo en picada y al pobre pollito que continuaba jugando alegremente ignorando el inminente peligro. La vaca sin pensarlo dos veces pasa por encima del pollito y lo caga puaggg suelta su carga. El águila viendo la cochinada que era ahora el pollito se aleja rápidamente. El pollito lleno de mierda comienza a requintar acaloradamente, escuchándose en el valle otra cosa que no sea ¡PIO! ¡PIO! ¡PIO! del embarrado y enojado pollito. Rápidamente acude en su ayuda un zorro conmovido por el incesante ¡PIO! ¡PIO! ¡PIO! y lo limpia. El pollito viéndose otra vez limpio y sano se llena de emoción por la bondad del zorro y busca las mejores palabras para agradecerle. El zorro viendo limpio al pollito se lo come.

Ahora como toda historia, aquí tres moralejas:

Primera: No siempre el que te caga es tu peor enemigo.
Segunda: No siempre el que te ayuda es tu mejor amigo.
Tercera: Cuando estés “cagao” es mejor no decir ni pio.”

(Me la contaron en el curso de Psicología Deportiva. 1990. UNMSM. Escuela de Educación Física.)

jueves, 2 de febrero de 2012

PERÚ 1970 - 2012: CRÓNICA DE UNA MEMORIA FRAGIL

Durante los años 70 el gobierno militar impulsó, entre otras, la reforma agraria, por la cual los grandes terratenientes y hacendados de pronto vieron desaparecer sus extensas propiedades de tierra para ser entregadas al campesino (el cholo, el serrano, el indio) en su mayoría analfabetos, sin preparación para administrar la actividad agrícola, originando una agricultura y economía de subsistencia para miles de peruanos asentados en zonas rurales, principalmente la sierra, mayoritariamente quechuhablantes. Asimismo en la costa del Perú la población era de mayoría blanca y concentrada mayoritariamente en Lima y en las principales ciudades donde vivía la “gente de bien”. La selva era la riqueza petrolera y el río amazonas. Era pues un Perú que condenaba a sus provincias a un régimen económico de subsistencia y de explotación de sus riquezas para enriquecer la gran capital del Perú, el Perú oficial, pues en ella se concentra el poder económico, político y social: Ministerios, Poder Judicial, Embajadas, Zonas residenciales, Universidades, Fábricas, asfalto y cemento; de este modo el Resto del Perú, sobre todo en las zonas rurales más alejadas la presencia del estado era nula o casi nula, que en el mejor de los casos (como aún ocurre) resume su presencia en comisarías, de allí el ideario peruano de “policía, policía" o “vamos a la policía” para resolver los problemas. Las Comisarias fueron entonces lo más palpable y dignas representantes del Estado Peruano, para variar, corrupto y escaso de profesionalismo institucional. De esta manera las Fuerzas policiales, que apoyaban siempre al más fuerte o al que más paga, contribuyó en el ideario de miles de peruanos pobres que lo más seguro para la tranquilidad personal es evitar al Estado Peruano, para no sufrir sus consecuencias pues desconocían que el Estado puede y debe dar beneficios.

Por esa época el mundo vivía una guerra fría entre las dos potencias hegemónicas del momento, la Unión Soviética en representación del socialismo y el autoritarismo que buscaba expandir por el resto del mundo; por otro lado Estados Unidos en representación del Capitalismo y la democracia que veía en el comunismo una amenaza, por lo tanto le hacía frente a cualquier precio y bajo cualquier condición incluso apoyando dictaduras (antidemocracia) que gobernaron por aquellos años en América Latina.

En esta situación de confrontación entre el capitalismo con el comunismo, la realidad de un país centralista y de abandono a miles de peruanos a su suerte, es que surge un profesor en Ayacucho (uno de los departamento más pobres del Perú), Abimael Guzmán, con ideas radicales y fundamentalistas, autoproclamándose "Presidente Gonzalo", arrastra a los intelectuales de las clases medias emergentes primero, y luego a los pobres a una “lucha popular” para cambiar esa realidad de profundas desigualdades sociales, bajo el “marxismo-lenismo-maoismo, Pensamiento Gonzalo” que no es otra cosa que destruir las bases del estado y de la sociedad para a partir de ello construir una nueva nación, sin importar para ello el alto costo en vidas humanas. El uso del terror, muerte y destrucción eran pues la forma con la que pretendían cambiar la realidad del país. Esta propuesta rápidamente fue acogida primero por muchos jóvenes intelectuales idealistas que vieron así una vía de escapar de una realidad sin porvenir. Las universidades nacionales pronto se convierten en foco reproductor del pensamiento Gonzalo: “destruir al Estado y sus Instituciones y a partir de ella reconstruir una nueva nación”, la autonomía universitaria pues sería la trampa a la ley para pasearse impunemente por sus aulas y burlar al estado peruano.

Es así que los primeros en sufrir los ataque de Sendero Luminoso son las comisarías, en su triste papel de representantes del Estado y del Perú oficial, los primeros caídos serían pues efectivos policías (léase seres humanos, padres, hijos, hermanos) y las autoridades más cercanas al Perú que no es Lima, gobernadores, alcaldes, prefectos, etc. Con el correr del tiempo fueron también empresarios, empleados públicos, profesores, sacerdotes, trabajadores y cualquier persona que se interpusiera en su camino, “aniquilamiento selectivo” lo llamaron, no importaba la vida de cualquier peruano que estaba en el lugar equivocado al momento de explotar un coche bomba u otro accionar terrorista.

La reacción del Estado Peruano, representado por el gobierno de turno, aislado en Lima, carente de conocimiento del Perú profundo, es que llaman a estos primeros brotes senderistas "abigeos" (ladrones de ganado, ¿Habrán rebajado a la condición de “ganado” a los primero peruanos caídos por la demencia terrorista?), y por ello manda a las fuerzas policiales y fuerzas armadas a ser frente a estos grupos de abigeos. Las FF.AA. y policiales en su mayoría integradas por habla hispanos, con nulo conocimiento del quechua, con altísimos prejuicios sociales contra el serrano, el indio y el cholo ignorante y apestoso, en representación del Perú Oficial que vio en la población al enemigo y la emprendió contra ellos, de allí tenemos las matanzas de pueblos enteros por parte del estado peruano, en los primeros años del terror, contribuyendo con la tercera parte de los aproximadamente 70,000 muertos que origina el conflicto (en realidad aún no tenemos una cifra exacta).

Sendero por su lado aprovecha esta ventaja para captar más adeptos, a las buenas o las malas, llegan a matar y desaparecer poblaciones enteras que no estaban de acuerdo con su doctrina de terror o habían ayudado a las FF.AA. y policiales. La población civil de Ayacucho, Huancavelica, Huancayo de pronto se encontró entre dos fuegos, la irracionalidad de sendero y los prejuicios e incapacidad del Estado Peruano, originado una ola migratoria a las grandes ciudades principalmente Lima, huyendo del terror y la muerte. Sendero Luminoso sería con ello responsable de la muerte de las dos terceras partes de los aproximadamente 70,000 muertos y responsable de la pérdida de millones de dólares.

Es el 17 de mayo de 1980, antes de pasar de ser un gobierno militar a una democracia que sendero aparece públicamente en la escena nacional. Ya en Democracia, el entonces Presidente Fernando Belaunde Terry, líder del partido político Acción Popular, que hizo suya la frase “vamos al mapa”, demostró su total incapacidad como estadista para hacer frente al terror dejando que las FFAA y la policía nacional hagan el trabajo de permitir el crecimiento de los seguidores del “pensamiento Gonzalo”. Es en el gobierno de Acción Popular que se cometen el mayor número de violaciones a los derechos humanos de ejecuciones extrajudiciales y desapariciones forzadas, a la fecha Acción Popular no reconoce su incapacidad de esos años y aún sigue participando en la vida política del país. Además es en ese periodo que se registra el mayor número de muertos por la violencia senderista. En 1985, con la llegada al poder del APRA con un joven idealista, que pretendía gobernar un país con ideas y nada de estadista, es que Sendero Luminoso llega libremente a las grandes ciudades y se instala en Lima y el resto del país cómodamente y con reconocimiento público del Sr. Alan García de su mística y entrega para luchar por sus ideales, y además contribuiría en la causa senderista destruyendo nuestra economía (Si, ese mismo señor fue el que nos gobernó nuevamente del 2006 al 2011, para regocijo de miles de senderistas refugiados en el anonimato social o recluido en las cárceles). La inoperancia del gobierno aprista llega a crear el Grupo paramilitar Rodrigo Franco, con la intensión de hacer frente a sendero “ojo por ojo". Adicionalmente el desliz del Sr. García de pretender estatizar la banca y la llegada a Lima impunemente del terrorismo es que los grupos de poder económico a fines de los 80 se interesan en participar directamente en la vida política del país, llega al Perú desde la seguridad de España el escritor Mario Vargas Llosa a liderar el frente político FREDEMO. Esta nueva coyuntura originó que el problema de Sendero Luminoso se vea desde una óptica diferente; el campesino no sería más el enemigo, las rondas campesinas que por muchos años solitariamente hicieron frente al terrorismo anónimamente, de pronto eran reconocidos y apoyados por el Estado Peruano. El 05 marzo de 1990 se crea el GEIN (Grupo Especial de Inteligencia) conformado por especialistas en lucha contra el terrorismo, que originarían años más tarde la desarticulación de sendero luminoso.

Es en este nuevo panorama que entra en escena política el Ing. Alberto Fujimori que aprovecha el gran cambio promovido por el poder económico, para con Cambio 90 llegar al poder, carente de un plan de gobierno y de capacidad partidaria para gobernar el país, que entra en contacto con las FFAA y el Servicio de Inteligencia para instalarse, tener poder para dirigir un gobierno arrebatado en última instancia al poder económico y político, que no pretendía facilitarle la labor de gobernar un país en quiebra y con el terrorismo en su máximo apogeo. El Congreso de ese entonces más aislado que nunca de los problemas del país, fue visto por la población como innecesario. En el Mundo cae el Muro de Berlín y con ello las ideas comunistas y socialistas.

Fujimori en el poder haría frente al terrorismo desde tres frentes:

1. El uso de la inteligencia policial y de las FFAA en el enfrentamiento contra sendero luminoso; se crean los tribunales sin rostro y se endurecen las penas para el terrorismo.

2. Crea el grupo COLINA que bajo el lema de terror por el terror llega a utilizar las mismas estrategias de sendero luminoso con sus “aniquilamiento selectivos”, originando nuevamente una dura represión contra la población que asustada por lo selectivo de su accionar aleja a sus hijos de los ideales senderistas, y claro como toda persona por encima de la ley cometerían los excesos ya conocidos como La Cantuta y Barrios Altos para mencionar los más conocidos, por ello, años más tarde Fujimori sería juzgado y hoy cumple condena y se mantiene allí, no porque como se ha demostrado sea culpable sino por su cobardía de declararse inocente. Pienso que si se hubiera reconocido culpable, obligado por las extremas y difíciles circunstancias que vivía el país, como gran estadista que llegó a ser, demostrado en su primer gobierno, hoy estaría libre por el poder de la opinión pública.

3. El tercer frente y el más importante es en el plano económico (el motivo negado del nacimiento de Sendero Luminoso). La privatización de las empresas públicas, trajo consigo más oportunidades, mejores servicios, mejores carreteras, puentes, mejores colegios, mejor salud, las comunicaciones mejoran considerablemente en este extenso país acortando las distancias territoriales que alejaban entre sí a los peruanos. El Estado dejaba de lado las comisarias para hacerse presente, eran las postas, los colegios, las letrinas, los puentes, las carreteras, la electrificación que hacían ver al Estado como un beneficio para la oblación. La destrucción de la industria nacional abarato los costos de alimentos y artículos para el hogar... la electrificación del país llevo luz eléctrica a donde nunca antes llegó y pueblos enteros vieron por primera vez (y en muchos aun única) a un Presidente del Perú en su propia tierra, al fin muchos se sintieron más cerca del Perú Oficial. Sendero disminuyó considerablemente sus posibilidades de captar más adeptos a su causa.

En su segundo gobierno el estadista Fujimori deja de serlo para convertirse en un vulgar ladrón, terminar renunciando a la presidencia, al Perú, reconociéndose súbdito de otro país convertirse en traidor a la patria, posteriormente pretendía regresar al Perú queriendo emular a los conquistadores chilenos que hace más de un siglo antes entraron por el sur para saquear al país. Felizmente el Gobierno de Chile no le siguió su juego y termina deportando al Sr. Fujimori para ser juzgado por violación de derechos humanos. Paradójicamente el Gobierno que menos muertes causo por ejecuciones extrajudiciales y desapariciones forzadas, es el único al que la historia a juzgado hasta el momento (pues una cosa es matar y desaparecer personas en el Perú oficial y otra muy distinta en el otro Perú que no es Lima). El APRA y Acción Popular tienen aún una deuda con la sociedad peruana que no es Lima, tanto por las muertes que directamente causaron como por su incapacidad para gobernar el país y hacer frente a la amenaza terrorista y haber evitado en su momento la ola de muerte, destrucción y sufrimiento que ocasionaría la irracionalidad del maxismo-lenismo-maoismo pensamiento Gonzalo.

Con estos tres frentes que el Estado Peruano se defendió de Sendero Luminoso, es que logra derrotarlo y hacerle morder el polvo al autoproclamado Presidente Gonzalo, que mostraría su lado más cobarde al intentar negociar con el Estado al cual había negado, pretendiendo ahora institucionalizarse en la vida política del país sin renunciar a su ideología marxista-leninista-maoista pensamiento Gonzalo.

Hoy lamentablemente, después de destaparse la peor corrupción en nuestra historia (1995-2001), pasar por un gobierno sin pena ni gloria como el del Sr. Alejandro Toledo impuesto por el Perú que no es Lima (2001-2006), pues un valiente peruano del Perú que es Lima lo llamo con nombre propio “Auquenido de Harvard” (por ello 20 años antes el termino de “abigeo”), reflejando lo que el Perú Oficial piensa de los otros peruanos, pero eso sería rápidamente negado por el Perú oficial al considerarlo como un exabrupto y no como un autentico pensar. Luego pasaríamos por la repetición de un gobierno aprista, que mostraría por qué el APRA es considerado la más grande mafia legalmente constituida para delinquir. Felizmente el desliz verbal del Sr. García puso en evidencia lo que aún sobrevive del Perú centralista al llamar por su propio nombre a algunos peruanos (tantas veces negado, oculto en el pensamiento) y considerar que en Perú hay ciudadanos de Primera, Segunda y Tercera clase, este gobierno fue impuesto por el Perú que es Lima (2006-2011). En 2011 nuevamente el Perú que no es Lima, se hizo presente bajo las reglas democráticas e impuso contra todo pronóstico un presidente que lamentablemente hasta ahora no muestra si está gobernando o lo están gobernando…

Lima, 31 de enero del 2012

martes, 31 de enero de 2012

Insomnio

Insomnio que no dejas escapar
el recuerdo
de penas
de glorías
de dichas
de magia
dormir quise
en paz
y despertar mañana
sin recuerdos
¿y?
Al despertar de un largo sueño
con recuerdos
sonreí
mi mente recordaba
los días sin dormir.

jueves, 26 de enero de 2012

Alma Rebelde

Siente mi alma el dolor
el silencio ahogado
susurra calla, calla
como siempre
grita mi alma
no quiero, ya no
El recuerdo atormenta
mi inacción mi martirio
sufre el alma
sufre el cuerpo
la medicina no cura el mal que tengo
mi cuerpo maltratado, agónico
grita basta ya! no aguanto!
mi alma rebelde se aferra
no quiere
no quiero
decidí un día
mi cuerpo paga caro la osadía
sufre el cuerpo
sufre el alma
sufro yo
sufre ella también
en silencio
a mi lado en la cama

viernes, 23 de diciembre de 2011

Robar un verso

Leyendo poesía
quise robar
un verso
para tí

Al intentarlo
quise asegurándome
que sea el mejor
como lo eres para mí

En esa búsqueda
comprendí
que mi verso
eres tú.

Dic.22.2011

sábado, 17 de julio de 2010

DOS DICTADORES Y SUS RESPECTIVA LICITACIONES


Corría la segunda mitad de 1995, la tranquilidad política había vuelto al nivel de siempre, de épocas no electorales, Fujimori hacía unos pocos meses había inaugurado un segundo gobierno dictatorial bajo el techo de la democracia. La experiencia de querer cambiar algo con nuestro voto en las urnas, ya no era siquiera tema de conversación, la rutina y nuestro quehacer diario eran más importantes ahora.

Recuerdo haber llegado tarde a clase un día de primavera, el profesor dictaba la clase de Investigación Operativa que al fondo poco o nada importaba. Godo, con su verbo fluido y con sus ideas a veces delirantes, explicaba que empresarios como aquel deberían hablarnos en vez de profesores que nunca habían pisado una fábrica, ni siquiera en visita guiada. La noche anterior en el programa de Cesar Hildebrandt, éste había entrevistado al Empresario Industrial y Judío Don Samuel Drassinower Katz, quien había deslumbrado a mi amigo. Godo había visto la luz y quería compartirla con todos, quería tenerlo en nuestro auditorio central para que todos lo escuchemos, eso es lo que necesitamos los industriales, gente que conoce, hacedores, constructores, grandes empresarios. Aún no conocía a Godo del todo y para esa época no sabía lo capaz que era, y más bien pensaba como todos, que los sueños son solo sueños, traer a un expositor a la universidad es cosa de nuestros formadores, para eso están, era mejor empezar a escuchar la clase que ya estaba por terminar.

Al día siguiente, fue mi amigo Godo quien llegó tarde, se lo veía alegre y a la vez con ese aire seguro de sí mismo. Ingresó al salón ignorando al profesor, e ignorándolo aún más, empezó a contarnos que lo había hecho, había conocido personalmente y se había entrevistado con el mismísimo Drassinower Katz, el encuentro no había durado mucho pues Don Samuel no acostumbraba atender sin previa cita, había hecho una excepción con él, una entrevista preliminar. Conociendo a Godo y por todo lo que contaba, deducía que ese encuentro no había sido menor a una hora. Debía pues hacer una cita para un encuentro ya formal y esta cita ya estaba concertada antes de entrar a clase. Quería que alguien lo acompañe para dar más credibilidad a su pedido que eran los estudiantes de ingeniería industrial de Villarreal, los que querían escuchar su sapiencia.

Dos días después me encontraba con mi amigo Godo entrevistándonos amenamente con Don Samuel, mientras disfrutábamos de una taza de té, en la habitación del asilo para judíos, escuchaba de empresas, sindicatos, políticas, economías, licitaciones, accionariados, quiebras, inversiones, fronteras, decisiones e inversiones que traspasan fronteras, del mundo más allá de Perú, innovaciones, desarrollo industrial, mujeres, educación… interrumpidas con el constante preguntar de Godo quien parecía querer extraer todo ese bagaje de sapiencia que salía de los labios del Empresario.

Convenimos, fiel a la tradición y al formalismo, que él, todo un personaje, profesor honorario de la UNMSM, debía recibir formalmente una invitación de nuestra universidad.

- Ahorita mismo, salimos y le hacemos una carta, Don Samuel –Dijo Godo.
- No, mi joven amigo. Necesito una invitación de sus autoridades ¿No están acaso ellos interesados más que ustedes?
- Claro Don Samuel, lo que queremos es ganar tiempo.

Don Samuel con su hablar tranquilo nos llevó con su verbo fluido por la importancia del formalismo, en su calidad de profesor honorario de San Marcos, debía comunicar su asistencia a Villarreal para una conferencia, aunque no necesitaba pedir permiso para ello, era su obligación informar de la invitación de otra universidad. Además, la prensa tenía que conocer de su presencia en la cátedra universitaria. Sus ex-empleados estarían gustosos de verlo nuevamente. Los dueños de Panamericana y América Televisión, que alguna vez había trabajado para él, en comerciales, en publicidad, había invertido millones con ellos. Ellos –dijo orgulloso- me trataban de Don. Ahora ustedes los ven arrogantes llamado Don a un Don nadie, solo por ser Presidente. Como a cambiado el Perú –reflexionó finalmente.

Al salir del asilo pregunté a Godo ¿y ahora qué hacemos? Lo que tenemos que hacer-respondió, con firmeza. Alzó la mano y paró un taxi, no quería perder tiempo. A la Av. Colonial -dijo. Llegamos y nuestras autoridades estaban en una reunión de consejo. Esperamos, esperamos y esperamos hasta cansarnos. Al salir, apresurados apenas si nos prestaron atención, una cita dijeron, para mañana una cita.

- Profesor nos puede atender –Entramos a la oficina del Director de Investigación (Para variar el profesor de la clase que Godo y demás ignoramos)
- Claro, pasen. Adelante

Brevemente le explicamos en que estábamos y la necesidad de la carta. Nos dijo que él podría hacer la carta como Director del Departamento de Investigación, no había ningún problema, pero antes debíamos coordinar la disposición del auditorio y la fecha del evento. Rápidamente Godo sacó un calendario de bolsillo y sin mucho meditar determinó la fecha. El auditorio profe, –dijo- siempre esta disponible.

Al otro día carta en mano. Godo fue a llevar la invitación. Pero esta vez Don Samuel había sido explicito con mi amigo, quería una invitación de la Universidad, firmada por el Rector o por el Decano de la Facultad. Y lo peor no fue eso. Godo ya había regresado y conversado con la Decana de la Facultad de Ingeniería Industrial, quién había dicho que primero debía saber el tema de la Conferencia. Y había dejado en duda la idoneidad de Don Samuel, por vivir en un asilo, por lo que la invitación debía ser entregada por el Director de Escuela, y en dicha entrevista acordar la fecha y demás detalles de la conferencia. Después de un nuevo encuentro con Don Samuel para explicarle, nuestro proceder –hasta ahora- y los “pequeños inconvenientes” que se habían presentado, obtuvimos una nueva cita para el Sub Director de Escuela.

De esa reunión recuerdo una frase que me marcaría para siempre “No sea Ud. Demagogo”, una frase bien dicha, con entonación, en el momento preciso (para mí no lo fue en ese entonces), contundente... pero mejor les explico el contexto de ella. Llegamos con nuestro Director de Escuela, después de las presentaciones y el formulismo, Don Samuel se interesó por saber más de Villarreal, así se enteró que nuestro Rector era un gran amigo de él.

- ¿Y qué le enseña su facultad a estos jóvenes empeñosos? –preguntó Don Samuel, mirándonos.
- Siguiendo los lineamientos de nuestro Rector –dijo el Director de Escuela- estamos abocados a los Niveles de Excelencia en nuestra Universidad.
- ¡Niveles de Excelencia!, ¿Qué es eso? – preguntó Don Samuel
- Niveles de excelencia –trató de responder sorprendido por la pregunta nuestro Director de Escuela- son lo que esperamos que nuestros jóvenes lleguen... La excelencia…
- Oiga ¡No sea Ud. demagogo! -lo interrumpió Don Samnuel- ¿Niveles de Excelencia? Que tonterías son esas, no engañe así a sus estudiantes, hábleme Ud. de sus laboratorios, de cómo hacen para hacer empresa, de sus investigaciones. ¡Niveles de Excelencia!, por favor. ¿Tienen Ustedes laboratorios?
- Sí, si tenemos, claro que tenemos…
- Pues hábleme de ellos, ¿Qué hacen?, ¿Qué investigación están realizando ahora?
- Estamos haciendo investigación, pero eso no puedo hablar por ahora… lo que quería saber Don Samuel, y para lo que he venido es para acordar con Ud. de que va a tratar el Tema de su conferencia.
- Por tratarse de estos jóvenes tan empeñosos, les voy a dar mi conferencia “Dos Dictadores y Sus Respectivas Licitaciones”.
- Y me puede decir de que trata ello.
- No, por supuesto que no.
- Bien –dijo anotando en su agenda, y entregándole la invitación- eso es todo, en breve estaremos poniéndonos en contacto con usted, para comunicarle la fecha y el lugar.

Salimos del asilo sin cursar palabras, paramos un taxi y enrúmbamos a nuestro local en la Av. Colonial. En el trayecto con Godo tratamos de apaciguar las cosas, explicándole que el tema de “Dos Dictadores y sus respectivas licitaciones” trataba de las decisiones empresariales que traspasan las fronteras, tal como nos había dicho don Samuel. Obviamente, el Director de Escuela apenas nos escuchó, nuestra suerte estaba echada. Pero nosotros, a estas alturas estábamos muy lejos de rendirnos.

- Profesor, entonces cuándo sabremos la fecha para comunicar a los compañeros -Preguntó Godo, al bajar del taxi.
- Déjeme conversar con nuestra decana, y les avisamos.

Pasaron los días y no había una respuesta directa de nuestra Decana. Hasta que de tanto insistir nos hizo pasar a su despacho donde nos dijo que la conferencia había sido suspendida por que la universidad, aduciendo que la Universidad no puede ser un “centro de debate político” y que nosotros éramos “soñadores pero poco prácticos”. Definitivamente el título propuesto por Don Samuel “Dos Dictadores …” había asustado a nuestra decana, aparte del “No sea Ud. demagogo”, que estábamos seguros no había contado nuestro querido profesor Director de Escuela.

Después de aquella reunión salimos desconcertados pero no vencidos ¿Y ahora qué hacemos? vamos a visitar a Don Samuel y que nos diga de que trata la conferencia para explicarle a la Decana. Don Samuel fiel a su estilo, no nos quiso revelar nada acerca del contenido de la conferencia, aclarándonos que muchas veces las decisiones de presidentes de diferentes países afectan las inversiones que el empresario puede hacer en su propio país; y mucho más si estos son dictadores. Nos aclaró eso sí, que uno de los dictadores era de Perú y el otro de un lugar de América. Obviamente no le dijimos que se había anulado la invitación. Por lo que le dimos vueltas a la fecha de la conferencia, que le urgía ya a Don Samuel para empezar a cursas sus propias invitaciones.

Con el profesor del Curso de Investigación Operativa, quedamos que la invitación ya no sería de la universidad sino un expositor del curso, y así acordamos la fecha, que era imposible seguir posponiéndole a Don Samuel, así la conferencia sería solo para los alumnos de clase y “algunos” cuantos que quisieran participar (además el salón del primer piso en el que recibíamos las clases tenía espacio de sobra para los “extras”).

Los días siguientes entre exámenes, trabajos y las clases (que ya habíamos perdido bastantes), se nos acercaron dos estudiantes del segundo año, miembros del consejo universitario, a quienes la Decana les había sugerido que conversaran con nosotros, pues teníamos ideas innovadoras para la Facultad. Por la pinta, la edad, el tono de sus preguntas, los rumores, y siempre encontrarlos en el patio antes o detrás de nosotros, nos dimos cuenta que llevaban las credenciales, en sus rostros, del Servicio de Inteligencia, que aún se mantenían infiltrados aquellos años. Por todo ello no nos quedó duda ya que el término “dictador” lo suponían para Fujimori, y como la universidad se mantenía alineada al régimen, como muchas otras instituciones. Veían imposible que alguien hablará del dictador Fujimori y menos que esté tuviera presencia en los medios de comunicación. A pesar que yo mantenía mis dudas, Godo estaba seguro que el “Dictador” no era Fujimori, así que seguimos para adelante.

Empezamos nuestras coordinaciones para cumplir con algunas exigencias de Don Samuel, una enfermera mínimo, para que lo atendiera, pues el sufría del corazón y no podía hacer mucho esfuerzo. También coordinamos, la grabación del evento, la realización de afiches, la atención en el ingreso y otros detalles con nuestros compañeros de clase, quienes también habían caído en el entusiasmo por la conferencia (y creo más aún sabiendo la negativa de nuestras autoridades).

Dos días antes del evento, en el patio la Decana se nos acercó.

- Les advierto a ustedes dos –dijo amenazante- que no sigan adelante con la conferencia. Es una orden de nuestro Rector. Quien a pedido además que si es necesario y llevan adelante la conferencia serán expulsados de la Universidad –dirigiéndose a los demás estudiantes del patio agregó- aquellos de sus compañeros que participen de la reunión, van a ser sancionados y si es necesario expulsados también.

Acto seguido se retiró sin dejarnos decir una palabra. Algunos de nuestros compañeros que ya nos estaban apoyando, definitivamente nos dijeron que no. La pregunta ¿Y ahora qué hacemos? volvió a inquietarnos nuevamente.
- ¿Seguimos? -Preguntó Godo.
- Seguimos –dije, aunque debo reconocer con mucho temor por lo que podría pasar, pero también que así nomás no se puede expulsar a un alumno, para eso hay reglamentos medite en silenció.
- Si me expulsan, que chucha, si voy a tener un título así, para que me sirve –agregó Godo.

Quedamos que el tema de la expulsión la dejábamos para después y que continuaríamos con la conferencia; lamentablemente nos quedamos casi sin apoyo y ya sin haber hecho la difusión correspondiente.

Buscamos al encargado de Disciplina y hacerle la consulta sobre las causas de una expulsión. Profesor queremos saber las causas de una expulsión y si se puede hacer porque uno convoque a una conferencia no autorizada por la universidad. Mientras el tema sea académico no lo pueden hacer, mientras no genere desorden y conflictos, tampoco. ¿Usted ha sido mi alumno? – preguntó dirigiéndose a mí. Claro profesor, en el primer ciclo, Administración de Empresas. Por mi mente pasó fugazmente mis 16 años y los tiempos de cachimbo. Preguntas –dijo el profesor- quiero que me hagan preguntas -haber dijo, dirigiéndose a mí, usted tiene cara del que hace preguntas, lo escuchamos, la verdad no atine a preguntarle nada, pues durante su clase mi mente había estado viajando por los laberintos de mi imaginación.

Después ya más tranquilos nos dirigimos a la Facultad de Ingeniería Geográfica, que quedaba en el pabellón continuo al nuestro, para solicitarles su auditorio en caso de ser necesario. Hablamos con el Director de Escuela y después de explicarle brevemente nuestros problemas, accedió a prestarnos el auditorio (pero ese sería nuestro lugar de contingencia, no sabíamos lo que podía pasar) el aula Nº 1, seguiría siendo el lugar de la conferencia. Seguidamente regresando a nuestro pabellón pasamos aula por aula invitando a todos a la conferencia, para la tarde algunos de nuestros compañeros habían vuelto a darnos su apoyo, así que partimos a buscar a Don Samuel. Al llegar con nuestro invitado y dirigiéndonos al aula Nº 1, nos sorprendió el apagón. Pero era sólo en el pabellón de ingeniería industrial. ¿Cómo pueden caer tan bajo? Personas así no merecen el mínimo de respeto. La Decana, quien también había sido mi profesora anteriormente, y considerada por muchos dentro del selecto grupo de “buenos profesores” había tocado fondo con su actitud, sorprendido por el repentino “apagón” recordé las palabras de motivación de la Decana mientras impartía sus clases, ¿Dónde quedaron aquellas palabras de ser líderes, de ser profesionales idóneos, comprometidos? “¡No sea Ud. demagogo!”. Demagogia, falta de coherencia. ¿Cuántos demagogos hablan en nuestro país? El servicio de Inteligencia teniendo tanto que hacer siguiendo mis pasos, felizmente no me había desaparecido como hicieron años atrás con los estudiantes de la cantuta, al fin de cuentas Villarreal tenía el sello de “Aprista” no terruca. El Dictador, creyéndose el único dictador. Esa noche no se hablaría del Dictador Fujimori, esa noche se hablaría del Dictador Velasco de Perú y Torrijo de Panamá, como nos había revelado en el trayecto Don Samuel. Qué bajo había caído Sra. Decana, Sr. Rector, Sr. Director de Escuela, ustedes, los “genios de mi formación profesional”, como solía llamarlos Godo, habían caído bajo, solo por congraciarse con el Dictador Fujimori. Felizmente ya había previsto algún movimiento de última hora, aunque nunca me imaginé hacerlo así, suspendiendo las clases con el apagón de todo el pabellón. Qué importaban esas clases, qué importaban esos estudiantes, esos profesores, había que defender al Dictador. En esas reflexiones estaba, cuando Godo me indicó que él llevaría a Don Samuel al Auditorio y yo me dirija al aula Nº 1 a avisar. Por favor, conserven la calma, en orden por favor, pasen al auditorio de Ingeniería Geográfica. ¿Qué ha pasado? Nada, un corto circuito, nada que no se pueda solucionar.

No escuché la conferencia. Entre coordinaciones, fotos, atención al invitado. ¿llegó la prensa? Preguntó Don Samuel, aún no. Llegó América Televisión y no los dejaron entrar, me avisaron después, ni modo. Discúlpenos Don Samuel. Al otro día sólo una nota en el comercio “El recordado Empresario Peruano Don Samuel Drassinower Katz volvió a las aulas universitarias”. Por mi parte yo tendría el video que estaban grabando de la conferencia y podría verlo en la tranquilidad de mi casa.

- Pero cómo se te ocurre.
- Es el único que se ofreció a grabar la conferencia.
- Ni modo, espero que cuando todo pase, lo podremos ver, es tu pata ¿no?
- Si, pero no creo que lo recuperemos, dice que su hermana se lo quitó y lo destruyó.
- No creo que sea capaz de tanto, yo creo que lo ha guardado.

Que lo expulsen al él también por huevas. Esa noche después de la conferencia, mientras llevábamos a nuestro invitado de regreso al asilo. La Decana había decomisado el video, nada más que a su hermano, que era estudiante de la Facultad, y a muchos otros los había amenazado con llevarlos a disciplina, e incluso quitarles las medias becas y otros beneficios por estar muchos de ellos entre los primeros puestos de la promoción

Decidimos tomar el Toro por las astas y al siguiente día estábamos en el rectorado pidiendo una entrevista con el Rector. Nos atendió amablemente su asistente quien nos dijo que teníamos que hacer una solicitud simple pidiendo una entrevista y los motivos para ella. Salimos he hicimos una solicitud de tres paginas, para cuando terminamos de redactarla ya eran más de las 5 de tarde y el rectorado estaba cerrado. Esa noche en casa, mi hermano mayor me ayudó a reducirla a una página poniendo “queriendo tratar los siguientes puntos primero…” según mi hermano los detalles no eran importantes en la solicitud, esos detalles son para cuando ustedes se entrevisten con él, en líneas generales se pone el motivo y listo. Al siguiente día por la mañana presentamos la solicitud y en la tarde estábamos frente al Rector. Lo primero que le preguntamos ¿Por qué había ordenado dejar sin efecto la Conferencia del Sr. Samuel Drassinower? ante lo cual se mostró sorprendido manifestándonos que nunca se había enterado que su amigo Samuel, iba y había dictado una conferencia en su universidad, y que por el contrario le parecía bien nuestro proceder de llevar personalidades a las aulas. No dijimos nada más, por sus expresiones nos dimos cuenta que estaba a la altura de Don Samuel, y que difícilmente personas como él se echarían por un Dictador.

Después de ello continuamos con nuestra rutina, los amigos del segundo año dejaron de buscarnos y la decana y ningún profesor habló más del asunto. Llevamos dos invitados más a dar conferencias. El final de nuestra formación también llegaba a su fin. Por mi parte dediqué mi graduación a mi familia. Godo lo hizo a “los genios de mi formación profesional”, para él, el problema del país era que “no son genios los que faltan, son los hombres de decisiones correctas los que no están en acción” esa frase era (supongo que aún lo es) su razón de ser y su impulso. Hoy he decido buscarlo, después de la universidad, cada quien siguió su rumbo. Sé que sus ideas y su impulso siguen allí vigentes.

Talvez Fujimori nunca se enteró de lo que se hizo por su nombre, pero dictaduras como las que él encabezaba, hacen que personas mediocres, por miedo, sobonería, por deudas o favores políticos actúen también como dictadores.

Lima, 15 de julio del 2010.

viernes, 11 de junio de 2010

Twitter Vs. Blog

Hoy cumplo 9 meses de mi primera publicación a través del Blog, por esos tiempos también conocí la experiencia de escribir en Twitter, y me dejé ganar por ese medio, adictivo a veces, que al final no continúe publicando más escritos por este medio.

Debo reconocer que hasta mi inspiración se vio reducida a 140 caracteres, pero no por ella desaparecida; sin embargo, reconozco de Twitter, el haber proporcionado un medio para la práctica “forzada” de síntesis, que espero aprovechar mejor al momentos de volver a tomar la senda de un escrito sin límites, solo por la inspiración.

martes, 12 de enero de 2010

Porque no soy fujimorista

En mi búsqueda de entender al Fujimorismo y a mi también he aquí algunas conclusiones:

- Yo soy fujimorista porque mejoró las carreteras… yo no lo soy porque convirtió las fábricas de la Av. Argentina-N.Ayllón en almacenes
- Yo soy fujimorista porque llevó luz a mi pueblo… yo no lo soy porque mucha gente después no pudo pagar el servicio.
- Yo soy fujimorista porque construyó colegios… yo no lo soy porque empeoró la educación pública (No se preocupo por los Maestros)
- Yo soy fujimorista porque acabó con el terrorismo… yo no lo soy porque con ese argumento nadie podía reclamar los excesos.

- Yo soy fujimorista porque terminó con la inflación… yo no lo soy porque pagamos un alto precio y al final se dieron la danza de millones.
- Yo soy fujimorista porque trajo modernidad al Perú… yo no lo soy porque el centralismo no cambio (Lima se hizo más Perú)
- Yo soy fujimorista porque disolvió el Congreso… yo no lo soy porque al final volvieron los mismos otorongos.
- Yo soy fujimorista porque nos repartía alimentos en los comedores… yo no lo soy porque con sus asistencialismo nada cambio.
- Yo soy fujimorista porque creo más universidades… yo no lo soy porque con su sueldito pudo mantener a sus hijos y sobrina en el extranjero.
- Yo soy fujimorista porque construyó postas medicas en mi pueblo… yo no lo soy porque en esas postas no había doctores.
- Yo soy fujimorista porque ya no viajo colgado en los micros… yo no lo soy porque mucha gente murió con la “combi-muerte”
- Yo soy fujimorista porque acabo señalizando la frontera con Ecuador… yo no lo soy porque regalo Tywinza.
- Yo soy fujimorista porque pude comprar roba barata (usada)… yo no lo soy porque ahora existe los mercados de ropa robada.
- Yo soy fujimorista porque trajo trabajo (para Keiko)… yo no lo soy porque la riqueza llegó solo a unos pocos.
- Yo soy fujimorista porque trajo tecnología al país… yo no lo soy porque la uso para renunciar vía fax.
- Yo soy fujimorista porque ahora el Perú se vende al mundo … yo no lo soy porque acabó con los derechos laborales.
Y para terminar porque no soy fujimorista (solo lo fui al votar por él el 90 cuando creía en el candidato que proclamaba “honradez, tecnología y trabajo”) porque no lo fui más y no lo volver a ser. La excepción que confirma la regla:
- Yo soy fujimorista porque trajo tecnología al país: gracias a los videos de Vladimiro Montesinos descubrimos la corrupción.

miércoles, 18 de noviembre de 2009

Las Bóvedas del Cielo

Siendo las 10:41 de la mañana del año de dos ocho de la segunda era, después de haber reunido toda la información disponible, ayudado por los escasos recuerdos de los acontecimientos que me tocaron vivir hacia ya muchos años. Como un aporte a fin de esclarecer los oscuros acontecimientos que se suscitaron …
“Las bóvedas del cielo, fueron la última esperanza de la raza humana, gracias a la visión de muchos hombres que lucharon fuera de su tiempo para evitar el fin de la primera era…”
“La crisis financiera mundial, solo fue el comienzo…, nadie pudo presagiar lo que vendría después, haciendo la excepción de ellos, los no habidos, los ignorados, pero ellos fueron la excepción de esos tiempos…”
“Los países productores de petróleo no pudieron hacer nada para detener lo que ellos consideraban su ruina, sus primeros intentos de bajar los precios, no dieron los resultados esperados, pues ya la sustancia acababa de aparecer y no tardaría más que dos décadas en crear a los nuevos señores del mundo…”
“Ellos, los no habidos, los marginados, los olvidados, sabían por experiencia propia que nadie escucharía sus advertencias, pues qué sabían ellos de esa ciencia, al contrario sabiéndola por mucho tiempo, se habían negado a compartirla con la humanidad, por lo que de ser los no habidos pasaron a ser los poscristos, felizmente cuando ello paso, las bóvedas del cielo estaban en la fase inicial de creación en serie…. Y así como nadie detuvo la sustancia tampoco pudieron hacer nada contra las bóvedas del cielo, o al menos no pudieron destruirlas a todas…"
“No solo la urgencia del mensaje lo había sorprendido sino la forma inusual de recibirlo, casi sin reserva, casi sin protocolo, con los mínimos elementos para juzgar el mensaje verdadero. No recordaba haber visto ese lenguaje en los mensajes anteriores, sin embargo tenía que reconocer su veracidad. Un mensaje de alta prioridad. Según recordaba solo los más leales podían en su vida siquiera imaginar recibir un mensaje como aquellos, que llegaron hacia ya más de tres siglos atrás según las tradiciones, sólo a los más aptos, pero no para hacer frente al enemigo sino para preservar la tradición. Acostumbrados a no ser, pensar que de pronto alguien pudiera conocer su existencia y encima poner en peligro su propia existencia parecía inconcebible. Si no hacemos daño a nadie –pensó. Muchas veces había llegado a creer que su existencia ya no era necesaria, una forma de vida dedicada a evitar que el conocimiento sea conocido, propósito para el cual estaban dispuestos a dar la vida, cueste lo que cueste ese conocimiento permanecerá en el anonimato. Mejor sería esperar –pensó. Además ya se estaba retrazando para llegar a las oficinas del Ministerio y su jefe no estaba de buen humor estos últimos días…”

“La Noticia.
- Has visto las noticias -dijo.
- No ya no las veo, lo mismo de siempre ¿por qué ha?
- Esta en todos lados, es la locura
- ¿Y ahora que torres se han bajado?
- No seas ímbecil ¿En qué planeta vives?
- Ya pues, total me vas a decir cual es la famosa noticia, sino mejor déjame trabajar, quieres
- Es que es la locura hermano, primero apareció en todos los periódicos y las televisoras el mundo, dicen que al principio creyeron que se trataba de un comercial o algo así, pero ahora al parecer la cosa va en serio, el presidente y sus ministros están reunidos para ver que hacer, y en otros países es igual, los norteamericanos y otros países están por declarar el estado de Guerra, es la locura mi hermano…
- Ya me estas asustando ¿qué pasado por Dios?
- Es que es la locura, están ofreciendo comprar los volcanes del mundo en actividad y todas las zonas volcánicas del mundo mi hermano ¿es la locura no?
- Te has metido un troncho seguro ¿y a quien se le ha ocurrido tal cosa?... pero hay que estar loco para pensar que eso es posible ¿No?
- Qué es posible dices, donde vives compare, Arequipa esta que arde, la gente se ha sublevado, el Mistí no se vende dicen, dime si no es de locos compare, y eso esta ocurriendo en otras partes del mundo, hay miles de gente en las calles por otro lado pidiendo que vendan, que acabe la pobreza mi hermano, es la locura, en las noticias dicen que hay que mantener la calma…
- ¿y quién quiere comprar volcanes y para qué además?
- Esa es la cuestión, qué para qué quieren los volcanes no dicen, además, dime si no es de locos compare, es un corporación con socios de todas partes rusos, alemanes, franceses, suizos, ingleses y hasta norteamericanos, que quieren comprar para preservar el planeta dicen, para crear zonas turísticas, que es una inversión, dicen, que quieren todo o nada, ¿Entiendes eso compare? No es de locos
- Si tu lo dices, debe ser ¿no?, pero dime es en serio que el gabinete esta reunido y que están evaluando la venta.
- Es que han dicho que es todo o nada, te imaginas compare, esos mierdas quieren el monopolio de lo que van hacer, y eso ha divido a muchos, y al parecer tiene el apoyo de sus gobiernos, por eso el estado de guerra compare, osea quieren comprar como sea compare, si o si, dicen, el mundo se ha divido entre los que dicen que venda y entre los que dicen que no compare te imaginas, ¿y tu en que lado estas?
- Creo que mejor es esperar.
- No hay esa opción compare, el plazo termina hoy, dicen. ¿Qué no mes has escuchado? Estamos al borde de la Tercera Guerra Mundial compare si no vendemos dicen, quieren los volcanes como sea dicen. Con los volcanes que tenemos pagamos la deuda externa y todavía nos queda un dineral pa´ desarrollar el país dices, ¿te imaginas? Pagamos la deuda externa compare, hay que vender nomás.
- No se algo, me huele mal, hay más detrás de todo eso, ¿Qué podrá haber en los volcanes que les interese tanto?, hay que esperar, me parece lo más razonable
- Esa opción no hay comparé, algo grande esta pasando, en la TV no hablan de eso, solo de las revueltas en el mundo entre los que vende y los que no venden, y en la WEB cuando uno cuestiona como tú, se cuelgan las paginas, compare, esto es algo grande, apenas se ve información de los poscristos dicen, ellos están cuestionando dicen, pero no se saben quienes son, solo se sabe que ellos cuestionan, así como tu dices, esperar, pero esa opción ya esta fuera de la ley compare, ¿no es de locos, compare?”

“Código ASEZZZ-442211-77 : Los Señores del mundo. Eureka –dijo de pronto, rememorando al gran sabio- este descubrimiento cambiará la historia, después de tantos años, al fin …”

Lima, 11:45am - 17/11/2009